¿Estamos ante la mejor Martens?

No ha sido fácil la adaptación de Lieke Martens al Barcelona. Pero después de cien partidos de azulgrana y cuatro temporadas, la holandesa ha encontrado su mejor versión entre el pasado curso y este. Ese que todos esperaban cuando aterrizó en la Ciudad Condal...

Lieke Martens
Aimara G. Gil (@AimaraGGil) | 14/12/2021 - 09:57h.

Lieke Martens fue la gran apuesta del Barcelona en la temporada 2017-18. Lo hizo justo antes de que la extremo fuese la estrella de Países Bajos en la Eurocopa que ganó. De hecho, el club azulgrana invirtió alrededor de 30 mil euros para conseguir el traspaso desde el Rosegard. Una jugadora con mucho potencial, diferencial y desequilibrante que confirmó el bueno ojo de los técnicos azulgrana en la Eurocopa. Ese fue su mejor año. Ganó el premio a la mejor jugadora de Europa y el The Best. Pero en Barcelona no terminaban de salirle las cosas. Irregular, con momentos espectaculares y otros desaparecida llegó al Mundial de 2019.

Fue en Francia donde empezó su calvario. La holandesa, estrella de su selección, quería forzar para ayudar a Países Bajos ha hacer algo en la cita mundialista. Lo hizo llegando a la final, pero Martens no fue la jugadora diferencial por problemas en el pie. Jugó siete partidos y marcó sólo dos goles. Mientras, en el Barcelona había cumplido las dos temporadas con once goles por curso. Pero no llegaba a deslumbrar. Se pedía más. Sin embargo, esa lesión en el pie se prolongó en demasía. No terminaba de estar al cien por cien y sólo pudo jugar 12 partidos en liga y anotar un gol.

Se le cuidó y mimó. Poco a poco, entrando en el equipo, teníendo minutos y protagonismo. El pasado curso, y a pesar del gran momento de jugadoras como Mariona u Oshoala, Lluís Cortés no perdió la fe en ella. Sabía que tenía un gran potencial que necesitaba confianza y continuidad. Y no defraudó. Sus mejores  números desde que llegó al Barcelona con quince goles y nueve asistencias en Primera Iberdrola, cinco tantos más en Champions, fundamentales en las semifinales y un papel estelar para lograr la primera Copa de Europa del fútbol español le volvieron a alzar a la cima del fútbol. Volvía a estar entre las mejores del mundo y los premios individuales así se lo reconocieron.

Pero Martens quiere más y esta temporada también ha empezado como un tiro. La holandesa es una jugadora fundamental hoy día en el juego azulgrana. Lo entiende a la perfección, sus movimientos y calidad le hacen insustituible y, de momento, está respondiendo con goles y buen fútbol. Sólo ha jugado once partidos, cinco de ellos como titular,  y suma ya nueve goles y cinco asistencias en los 558 minutos que ha jugado. Su reto, mejorar sus números del Standard de Lieja, donde anotó 18 goles en liga. De momento va camino de firmar la mejor temporada de azulgrana desde que llegó. Calidad, desde luego, no le falta. Y ahora, además, cuenta con confianza...